viernes, enero 27, 2012

R.I.P.


No hay mucho más que añadir. El gobierno ha decidido aprobar una moratoria a la construcción de cualquier planta de energías renovables. Esto significa la destrucción total y completa de uno de los sectores industriales que más invertía en I+D y en el que España había conseguido un gran liderazgo. A partir de ahora y para salir de la crisis el gobierno incentivará espectáculos de tocar la pandereta a los turistas que vengan a visitar nuestras costas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada